TRATAMIENTOS PODOLOGÍA

Las intervenciones más frecuentes que se llevan a cabo en la consulta de Podología son las siguientes:

A veces las uñas presentan anomalías en términos de estructura, color u otras. Durante la quiropodia se lleva a cabo un corte y limado correctos para evitar el dolor y prevenir inflamaciones o infecciones.

Los helomas son lesiones redondas y duras que crecen hacia adentro y se muestran cubiertas de callosidad. Se producen por la acumulación de queratina y causan dolor al caminar o dificultan el uso de calzado.

Las hiperqueratosis son engrosamientos en la piel causados por la acumulación de células en esa zona. Comprenden los helomas o callos, y los papilomas o verrugas, que son tumoraciones benignas.

Las uñas encarnadas son aquellas que penetran la piel, bien sea por alteraciones en la matriz o por una forma inadecuada.

Ya sea por traumatismo, golpe severo o enfermedades, la uña puede empezar a engrosarse y producir molestias por la presión que ejerce el calzado.

Mediante diferentes técnicas podemos identificar que tipo de hongo o bacteria está afectando a la uña y después valoramos el tratamiento a seguir.

El papiloma es una tumoración benigna y circunscrita de la piel; constituido por tejido fibroso conjuntivo de sostén que contiene a las papilas y rodeadas de tejido epitelial que lo encapsula.

Exploración personalizada para cada paciente, en la que estudiamos las diferentes patologías del miembro inferior y sus posibles alteraciones en la marcha. 

Confección de ortesis de siliconas y soportes plantares (plantillas) para las diferentes patologías del pie. Estos tratamientos son específicos, personalizados, y adaptados a las necesidades de cada paciente.